University of Kentucky College of Agriculture

La entomología básica

 

Por R.A. Scheibner, Stephanie Bailey, y Lee Townsend
La Universidad de Kentucky, La Entomología de Extensión
Traducido por Megan L. Potter

 

Los insectos y sus parientes
Los insectos pertenecen a un grupo de animales que se llama los artrópodos.  Además de los insectos, otros artrópodos incluyen las arañas, los escorpiones, los ciempiés, los milpiés, y los crustáceos (los camarones, los cangrejos, las langostas, y los cangrejos de río/ cigalas).  Todos de los artrópodos tienen dos cosas en común: las patas articuladas y el exoesqueleto.  Unas criaturas que no son artrópodos y que no son parientes cercanas de los insectos incluyen los gusanos, las babosas, y los caracoles—nadas de estos tienen las patas articuladas.  Se puede distinguir fácilmente entre los insectos y las arañas o otros artrópodos por dos características importantes: todos de los insectos tienen tres partes del cuerpo (la cabeza, el tórax, y el abdomen) y todos de los insectos tienen seis patas.  Las arañas, por ejemplo, tienen dos regiones del cuerpo y ocho patas. 

 

insectoLas partes del cuerpo del insecto
Los insectos aparecen en muchos tamaños, formas y colores.  Sin embargo, todos los insectos tienen unos rasgos comunes.  Aparte de la característica de tener tres partes del cuerpo (la cabeza, el tórax, y el abdomen), todos insectos tienen seis patas con tres por cada lado.  Abajo, miramos un saltamontes para describir unas de las partes del cuerpo del insecto.

 

La cabeza Las partes principales visibles en la cabeza son los ojos grandes y compuestos, las antenas, y las mandíbulas.  En el saltamontes, las antenas son largas y como hilos.  Este insecto tiene mandíbulas para masticar, pero otros insectos pueden tener mandíbulas para chupar, moler o hacer ruido. 

 

El tórax El tórax es la región media del cuerpo, y tiene las patas y las alas (si hay alas) del insecto.  En el saltamontes, el ala delantero es largo, estrecho y un poco correoso.  El ala trasero es como una membrana y dobla como un abanico debajo del ala delantero cuando el saltamontes no está volando.  Casi todos los insectos tienen un pronoto o protórax que cubre un pocito del primer segmento del tórax.  El pronoto del saltamontes, que aparece como una región en la forma de una silla de montar atrás de la cabeza, es más grande que lo de la mayoría de los insectos.  Cerca de la base de la pata media, hay un pequeño orificio de respirar llamado el espiráculo toráxico.  Los insectos se respiran por medio de los espiráculos y no por la boca como los humanos.  Las patas de insectos diferentes son adaptadas para hacer cosas distintas.  Por ejemplo, en unos insectos las patas son adaptadas para nadar, cavar, saltar, o agarrar cosas.  Después de estudiar la forma de la pata trasera del saltamontes, ¿cómo y para qué pudiera usarla el insecto?

 

El abdomen El abdomen no tiene muchos rasgos perceptibles en la mayoría de los insectos.  Aparece como una serie de segmentos similares.  En unos saltamontes, hay un disco grande y redondo en el primer segmento al lado del tórax.  Se llama un tímpano, y es la oreja del saltamontes.  Si examinas de cerca de los otros segmentos abdominales, podrás encontrar un agujerito en el lado de cada segmento.  Estos agujeritos son espiráculos abdominales y el insecto los usa para respirar, lo mismo como el espiráculo en el tórax.

 

 

Las partes del cuerpo del insecto

  • 1. abdomen
  • 2. tórax
  • 3. cabeza
  • 4. mandíbulas
  • 5. antena
  • 6. ojos compuestos
  • 7. alas delanteras
  • 8. alas traseras
  • 9. espiráculos abdominales
  • 10. patas
  • 11. tímpano
  • 12. espiráculos toráxicos/ respiratorios en el tórax
  • 13. pronoto

 

Cómo los insectos crecen y cambian de forma

 

Cuando un pájaro empolla, crece poco a poco y cambia día por día hasta que se convierte en adulto.  Sin embargo, cuando un insecto sale del cascarón, crece y cambia por fases distintas.  Cada vez que el insecto cambia a la fase próxima de crecimiento, tiene que mudar y dejar su piel vieja.  Después de cada instancia de mudar de piel, el insecto llega a ser un poco más grande y diferente de forma hasta que logra la fase adulta.  No crece ni cambia de forma más después de la fase adulta.  Se llama “metamorfosis” este cambio de forma en el insecto mientras crece.   El tipo de metamorfosis no es lo mismo para todos los insectos.

 

Los insectos del metamorfosis incompleto (también llamado metamorfosis gradual o simple) tienen tres fases de vida: el huevo, la ninfa, y el adulto.  Las ninfas se parecen a los adultos salvo que las partes del cuerpo de la ninfa son desproporcionadas, y no tienen las alas bien desarrolladas.  Con cada mudar de piel, las ninfas desarrollan gradualmente las alas y adquieren las proporciones del cuerpo de los adultos.  Las ninfas tienen el mismo tipo de mandíbulas como los adultos, y las dos fases comen la misma comida.  Los insectos del metamorfosis incompleto incluyen todos tipos de saltamontes, los grillos, las libélulas, los caballitos del diablo, las cigarras, entre otros.

 

El otro tipo de metamorfosis de los insectos se llama el metamorfosis completo (a veces llamado el metamorfosis complejo).  Este tipo tiene cuatro fases distintas de vida: el huevo, la larva, la crisálida, y el adulto.  Las fases larvales no se parecen para nada a la fase adulta, y muchas veces aparecen como un gusano.  Muchas veces las larvas viven en lugares diferentes y tienen mandíbulas y hábitos de comer distintos que los de los adultos.  La larva muda de piel varias veces y cada vez son un poco más grande, pero no hay un desarrollo gradual de alas ni de los otros rasgos adultos.  Cuando una larva de pleno desarrollo muda de piel, se convierte en crisálida.  La crisálida o pupa usualmente no come ni mueve mucho, pero muchos cambios internos ocurren dentro del insecto.  Cuando la pupa ha hecho todos sus cambios internos, la piel de la crisálida se parte y el adulto desarrollado por completo emerge.  La mayoría de los insectos del metamorfosis completo tienen las alas en la fase adulta.  Los adultos de esto tipo no mudan de piel ni crecen más.  Por ejemplo, los escarabajos pequeños no crecen para convertirse en escarabajos grandes.  Los insectos del metamorfosis completo incluyen todas las mariposas, las polillas, los escarabajos, los hormigas, las abejas, las avispas y las moscas.