University of Kentucky College of Agriculture

Cómo eliminar las arañas alrededor de la casa y en edificios

 
Por Michael F. Potter, profesor de extensión en entomología urbana
Servicio de Extensión Cooperativo - La Universidad de Kentucky - Escuela de Agricultura
Este artículo fue traducido por Megan L. Potter

 

Muchos tipos diferentes de las arañas viven en y alrededor de los edificios. Unas, como la araña de jardín o la de sótano construyen las telarañas para ayudarlas a atrapar su presa. Otras, incluyendo las arañas licosas, vagan libremente y no hacen las telarañas. La mayoría de las arañas son inofensivas, y de hecho son benefíciales, porque se alimentan de moscas, grillos y otros insectos. Por lo general las arañas no intentan a picar a los humanos, a menos que se las tengan en la mano o si estén atrapadas. Además, la mayoridad de las arañas tienen los colmillos demasiados pequeños y débiles para pinchar la piel de una persona. De los cientos de arañas escondidas en Kentucky, solo dos especies son peligrosas; la araña viuda negra y la araña reclusa marrón. Afortunadamente, ambos son relativamente pocos comunes, y tienen marcas que se pueden usar para distinguirlas de las otras especies que no son amenazantes.

 

Las arañas viudas negras

De las arañas capaces de infligir una picadura venenosa, las viudas negras son las más conocidas. La araña hembra mide alrededor de 1.3 cm., de color negro brillante, y usualmente tiene una marca roja en forma de reloj de arena en la parte inferior del abdomen. En unas variedades, la marca puede ser reducida a dos puntos separados. Las arañas inmaduras y los machos son más pequeñas que las arañas hembras, y tienen varios puntos rojos en la parte superior del abdomen.

 

La araña viuda negra hembra, con la marca roja en forma de reloj de arena en el abdomen.
La araña viuda negra hembra, con la marca roja
en forma de reloj de arena en el abdomen.

 

Viudas negras pertenecen a la “familia telaraña” de las arañas porque tejen telarañas para atrapar su comida. Las telarañas de las viudas negras son organizadas sueltamente. Usualmente se las encuentran debajo de objetos como piedras y la basura del suelo, o debajo de un terraplén sobresalido. Las viudas negras no son tan comunes en la casa como la reclusa marrón. Cuando se las encuentran en la casa, usualmente las viudas negras están debajo de aparatos domésticos o muebles pesados— no están al aire libre como otras arañas de la familia telaraña. Las viudas negras son tímidas, y solo pican en respuesta a ser herida. Las personas son picadas usualmente cuando intentan coger algo con la mano debajo de objetos o muebles adonde se esconden las arañas.

 

El veneno de la viuda negra es una toxina nerviosa y los efectos son rápidos. La víctima sufre de una rigidez dolorosa del abdomen y una opresión en el pecho. La tensión sanguínea y la temperatura del cuerpo aumentan y el sudar, el hinchazón localizado y la náusea pueden ocurrir. In alrededor de 5 % de los casos, la víctima puede tener convulsiones en 14 a 32 horas y morir si no recibe la atención médica. Los primeros auxilios para las picaduras de la viuda negra incluyen limpiar la herida y aplicar las compresas de hielo para retrasar la absorción del veneno. Busque la atención médica inmediatamente. La mayoría de los casos responde cuando se le dan a la víctima tratamientos intravenosos del gluconato de calcio o las sales de calcio. Para los casos severos, hay disponible un antiveneno.

 

Las arañas reclusas marrones

La reclusa marrón es el tamaño de una viuda negra, pero es más difícil de distinguirla de las otras arañas. Esta araña oscila de color crema oscura a café oscura. El abdomen es más oscuro que el resto del cuerpo.

 

La araña reclusa marrón
La araña reclusa marrón
(foto por M. Johnson de la Universidad de Ky)

 

Tiene una marca oscura en forma de violín en la parte superior de la sección de patas. Por eso es conocida como “la araña violinista” o “la araña violín”. Las reclusas marrones tienen tres pares de ojos, mientras la mayoría de otras arañas tienen cuatro pares.

 

La reclusa marrón vaga por la noche cazando presa. Durante el día, se esconde en nichos oscuros y rincones, adonde puede tejer una telaraña mal organizada. Es tímida y trata de correr de una situación amenazante, pero pica si está arrinconada. A veces las personas son picadas mientras de dormir, porque giran en una reclusa marrón que está cazando en la cama. Con más frecuencia, la víctima es picada mientras ponerse un zapato o la ropa que una araña ha escogido como escondito de día.

 

La picadura de la reclusa marrón usualmente no causa nada dolor hasta 3-8 horas más tarde, cuando puede ponerse roja, hinchada y sensible. Después, el área rojo alrededor de la picadura puede degenerar en una llaga ulcerosa que mide 1.3- 25 cm. en diámetro. Curación dura un mes o más, y la picadura puede dejar una cicatriz profunda. La atención médica rápida puede reducir el alcance de la ulceración y aliviar otras complicaciones que pueden desarrollar. En casos raros, la picadura puede producir una reacción severa y sistemática que resulta en muerte. Las personas picadas por una araña que la sospechan es una reclusa marrón deben tratar de recoger el espécimen y traerlo a una persona cualificada para la identificación. La identificación positiva por experto ayudará al doctor a decidir en el curso de tratamiento correcto.

 

El Control

Para eliminar una infestación de las reclusas marrones o las viudas negras requiere dos principios básicos: (1) modificar el ambiente en y alrededor del edificio para hacerlo menos atractivo para las arañas; y (2) encontrarse y destruir tantas arañas como se puedan. Use las medidas siguientes para controlar todas especies de araña:

 

1. La limpieza rutinaria y minuciosa de la casa es la manera mejora para eliminar las arañas y desanimarlas de regresar. La aspiradora o la escoba remueven efectivamente las arañas, telarañas y sacos de huevos.

 

2. Las arañas prefieren las áreas quietas y tranquilas como los armarios, áticos, garajes y sótanos. Reducir el revoltijo en estas áreas ayuda a hacerlas menos atractivas a las arañas.

 

3. Las arañas se congregan en números grandes afuera alrededor del perímetro de la estructura. Se pueden reducir la migración hacia dentro por mover la leña, materiales de construcción, y los escombros lejos de la fundación. Se deben podar los arbustos, parras y ramas de árboles de las paredes exteriores del edificio.

 

4. Para excluir las arañas y otros insectos, instale la tela metálica ajustada en las ventanas y los barridos para puertas. Inspeccione y limpie detrás de las contraventanas exteriores.

 

5. Considere instalar las bombillas amarillas o de vapor de sodio a las entradas exteriores. Estas luces son menos atractivas a los insectos que vuelan por la noche. Las bombillas fluorescentes, incandescentes, y de vapor de mercurio atraen a los insectos que vuelan por la noche y como resultado, las arañas que los comen.

 

6. Para reducir más la entrada de las arañas desde afuera, se pueden usar los insecticidas como tratamiento de barrera alrededor de la base de la fundación. Preste atención particular a los umbrales, las entradas del garaje y zona de ventilación en el sótano incluyendo las rejillas de ventilación en la fundación. Carbaryl, bendiocarb, chlorpyrifos o cualquier de los piretoides (por ejemplo, cypermethrin, cyfluthrin, lambdacyhalothrin) son efectivos, pero muchos requieren la reaplicación periódicamente durante el verano. Las formulaciones en forma de polvo o las micro-resumidas de dispersión lenta son las más efectivas.

 

Las inspecciones

Se pueden encontrar la reclusa marrón viviendo afuera o por dentro, mientras las viudas negras viven usualmente afuera. Una inspección minuciosa de las grietas, rincones y otras áreas oscuras y tranquilas con una buena lámpara de mano ayuda a determinar la locación y el alcance de la infestación. Ambos especies de araña construyen telarañas irregulares y anodinas. Por dentro, preste atención particular a los sótanos, áticos, zonas de ventilación, armarios y debajo/detrás de las camas y muebles, dentro de los zapatos, cajas de artículos guardados, y entre la ropa colgada. Se pueden encontrar las reclusas marrones también en los falsos techos, atrás de los rodapiés y dentro de los sistemas de conducto. Otra manera de detectar infestaciones en estas áreas es instalar las tablas de pegamiento o las trampas pegajosas. Se venden estos aparatos en los supermercados o ferreterías. Colocadas a ras de las paredes o en los rincones, las tablas de pegamiento y las trampas 2 pegajosas son útiles para probar la infestación y controlarla, porque matan muchas arañas.

 

Las reclusas marrones y las viudas negras viven también afuera en los graneros, cobertizos de utilidad, montones de leña y debajo de madera, piedras y escombro acumulado. Para evitar las picaduras, lleve los guantes de trabajo cuando inspecciona dentro de cajas o cuando remueve los artículos guardados.

 

Los insecticidas

Las infestaciones de la reclusa marrón y la viuda negra que están en la casa o dentro de un edificio requieren el tratamiento con insecticidas. Aplique los insecticidas en las áreas donde viven las arañas; trate de contactar tantas arañas y telarañas como pueda con el tratamiento. Los tratamientos por puntos con piretoides sintéticos como cyfluthrin, sypermethrin o lambda-cyhalothrin son especialmente efectivos. Los aerosoles (como los “foggers” de despedir total) tienen mejor oportunidad de contactar las arañas que se esconden en las áreas inaccesibles como los áticos y cobertizos; los productos mejores contienen pyrethrin o los piretoides sinergizados como resmethrin, sumithrin y cyfluthrin.

 

Con las infestaciones severas de la reclusa marrón o la viuda negra requieren es buena idea de llamar una compañía de control de plagas.

 

Original: 7/07

 

¡PRECAUCIÓN! Las recomendaciones de pesticida en esta publicación son certificadas por uso SOLO en Kentucky, EE.UU.  El uso de unos productos puede ser ilegal en su estado o país.  Por favor, pruebe con su agente de condado local o oficial regulador antes que use cualquiera pesticida mencionada en esta publicación.

 

Por supuesto, ¡SIEMPRE LEA Y SIGA LAS INSTRUCIONES EN LA ETIQUITA DE USO SEGURO DE CUALQUIERA PESTICIDA!

 

Photos: M. Potter and M. Johnson, University of Kentucky Entomology